Saltar al contenido →

A Partir de la Música de Cámara Entradas

Notas al programa Música de Cámara en el Forum – Ano V, Nº 1

» Programa del concierto

M. Á. GÓMEZ: Tres improvisaciones
El programa del concierto que nos ocupa se abre con tres piezas, en el genuino estilo de la improvisación, por parte del pianista y concertista Miguel Ángel Gómez González-Vallés. Este estilo tan característico y frecuentado en otras épocas musicales por parte de pianistas y organistas compositores nos permitirán disfrutar de esta faceta de este joven músico coruñés no sólo por sus cualidades técnicas fuera de toda duda sino también evidenciar su evolución creativa. En 2004 tuvimos oportunidad de escucharlo improvisar al piano dos piezas en el “2º Encuentro de Música Viva” celebrado también en el auditorio del Forum Metropolitano que acreditaban ciertas influencias cinematográficas y de elementos descriptivos presentes en composiciones programáticas de compositores muy vinculados al piano. Desde entonces frecuentó aulas de jazz como testimonia la lectura de su currículo, lo cual sin duda redundaría positivamente en su evolución como improvisador y compositor.

F. CHOPIN: Fantasía-impromptu Op. 66
Esta Fantasía-impromptu en do sostenido menor, Op. 66, ejemplo del lado más liviano de la producción del compositor polaco y publicada postumamente en 1855 fue finalizada en torno a 1834. El motivo por el que Chopin se opusiera a su publicación sigue siendo un misterio. Su mala fama entre la mayoría de los comentaristas llevó a la ampliamente defendida hipótesis de que Chopin debía de estar de acuerdo con aquellos. Otros sugirieron que se sentía incómodo por su semejanza con un impromptu de Moscheles poco antes publicado; y otra teoría sostiene que la pieza contiene una molesta similitud con el esquema subyacente al final de la Sonata «Claro de luna» de Beethoven. En cualquiera caso, este impromptu obtuvo mucho mayor reconocimiento por parte de los oyentes que cualquiera de los otros tres impromptus escritos posteriormente por Chopin. De hecho, el compositor de canciones norteamericano Harry Carroll se apropió en 1918 de su lírica sección central, convirtiéndola en el éxito popular I’m Always Chasing Rainbaws.

Seguir leyendo Notas al programa Música de Cámara en el Forum – Ano V, Nº 1

Deja un comentario

Radio Blog de música de cámara

Durante o curso pasado se puso en funcionamiento una página denominada Audiocámara  donde poco a poco se fueron incluyendo pequeños comentarios y diferentes grabaciones de alguna de las obras que distintas agrupaciones camerísticas del conservatorio estaban estudiando para tener una referencia a partir de la que trabajar. Seguidamente tenéis la lista de obras brevemente comentadas en la página del aula y así también tener acceso no sólo al total de obras sino también a diferentes versiones de una misma obra.
Además de que la idea siga aportando nuevas entradas a lo largo de este curso, quisiéramos también “pian, piano” incluir registros sonoros de alumnos en distintas actividades organizadas por el aula en los últimos años y que afortunadamente pudimos archivar.


Ya publicados:
Archivo sonoro 1
Archivo sonoro 2


Deja un comentario

Presentaciones de Música de Cámara

La presentación de la materia de música de cámara y la correspondiente elección de grupos está fijada para el lunes 16 de octubre a las16:00 horas. Con pequeñas variaciones a lo que fue previamente fijado, apuntamos la secuencia del proceso:

16:00 – Elección de grupos por parte de los alumnos de 4º curso;
17:00 – Elección de grupos por parte de los alumnos de 3º curso;
18:00 – Elección de grupos por parte de los alumnos de 2º curso, y
19:00 – Elección de grupos por parte dos alumnos de 1º curso

Todo el proceso se desarrollará en el aula de orquesta

Podéis descargar los siguientes archivos que estarán actualizados en breves lapsos de tiempo para rener información actualizada sobre los grupos previstos, profesores asignados al aula, etc.

Listado profesores y grupos Archivo en formato pdf

Normas y listado alumnos Archivo en formato pdf

Deja un comentario

Archivo sonoro 2 – M. Alejandre: Tema y ocho variaciones para flauta y marimba

En junio de 2004 se celebró el 2º Encuentro Música Viva en el Forum Metropolitano de A Coruña dentro del marco de actividades que el aula de música de cámara venía organizando y que en este tipo de jornadas pretendía mostrar al público coruñés obras que alumnos de composición habían facilitado para su trabajo por grupos de cámara del conservatorio y permitir asimismo el estreno de esos trabajos.
» Ver programa completo

      M. Alejandre: Tema y ocho variaciones para flauta y marimba
Alejandro Salgueiro, flauta
Lucía Carro, marimba

Dentro del programa de esta segunda edición del Encuentro se encontraba esta obra que traemos aquí de Manuel Alejandre (Ponferrada, 1975); alumno que en este momento está realizando su último curso de composición en el Conservatorio Superior de A Coruña y que en aquella altura nos proporcionaba este trabajo de 8 variaciones, Op. 36 para marimba y flauta (o violín) sobre un tema del compositor alemán H. W. Henze, con un número de opus que nos habla a las claras la prodigalidad de Alejandre. Compuesta en 2002, esta obra escueta, no alejándose del modelo del compositor alemán, experimenta las relaciones sonoras entre los dos instrumentos (en este caso la flauta y la marimba) aplicando recursos académicos en las técnicas de la variación, ora más contrapuntísticos ora más melódicos pero siempre prevaleciendo estos últimos sin renunciar a los pasajes de cierto virtuosismo y de complejidad rítmica. La interpretación está a la altura; baste recordar que los alumnos frecuentaban en ese momento el quinto curso de grado medio. Tanto Lucía como Alejandro habían trabajado con interés y entusiasmo esta obra; sus afinidades interpretativas casaban estupendamente con la obra de Alejandre y el trabajo camerístico era fluido y creativo. Fue una de las obras que el público asistente a aquella velada aplaudió con más entusiasmo.

La grabación sonora fue efectuada por una unidad móvil de la Radio Galega.

Deja un comentario

‘Si non rogas intelligo’ (II)

Continuamos aquí con la traslación al castellano de la introducción hecha por sir Henry Hadow para el Diccionario Enciclopédico de la Música de Cámara de Walter Willson Cobbett.

« Leer la Parte I | Ler a Parte III »

(…)

En efecto, es difícil imaginar como esta disciplina artística podría avanzar aun más sin la intervención de un cambio importante en sus recursos materiales. Las violas, cuya sonoridad suave y magnífica ahora es repuesta por la beneficencia de los investigadores, eran limitadas en alcance, en amplitud y en expresión; mantuvieron con sus sucesores una relación comparable a la de la pintura al temple y la pintura al óleo y, víctimas del éxito de los nuevos descubrimientos, cayeron poco a poco en desuso. Al final del siglo XVI, Thomas Mace podía levantarse contra los “violines” que invadían sus ámbitos de composición favoritos de ruido y turbulencia, pero era imposible resistirse al progreso; no se podía repudiar el más grande de todos los instrumentos de música y, a partir del final del siglo XVII, su reino estaba garantizado. Al mismo tiempo, la estructura y la sonoridad de los instrumentos de tecla se beneficiaron de perfeccionamientos progresivos; las dos fuerzas se combinaron y, con Corelli y sus contemporáneos en Italia y Purcell en Inglaterra, las formas de la música de cámara concertante realmente comenzaron a tomar forma y dignidad. Se pueden aquí destacar dos cuestiones. En primer lugar, el clave, que, como instrumento solista, había alcanzado un muy alto nivel de virtuosismo, se relegó, en estas partes concertantes, al papel modesto de acompañante, no teniendo a menudo más independencia que el tratamiento de un bajo cifrado. En segundo lugar, estas sonatas a menudo se escribían para violines y un bajo, dado que se prescindió de la viola con desprecio. Como mucho, podía encontrar aceptación entre los colaboradores que participaban en la música de cámara de este tiempo; no se consideraba como elemento principal. Para la primera cuestión, no se puede dar mejor explicación que la timidez con la cual las primeras composiciones musicales se acercaron a los nuevos problemas y el conservadurismo con el cual los trataron generalmente. La segunda cuestión puede, seguramente, explicarse por la incompetencia de los instrumentistas de viola en este tiempo antiguo. Se estaba muy lejos de la época de Paganini y Berlioz. La viola parece a menudo ser confiada a los ejecutantes menos competentes que los de violín; y hasta cuando quedaba vacante una plaza en la orquesta, se veía a menudo confiarle una tarea menor que consistía en duplicar las partes del bajo.

Seguir leyendo <i>‘Si non rogas intelligo’ (II)</i>

Deja un comentario